Jueves, Septiembre 28, 2017

Se instaló mesa técnica interinstitucional para la gestión comunitaria del agua

La mesa pretende aunar esfuerzos técnicos, investigativos y financieros para trabajar por la sostenibilidad del recurso hídrico en el departamento del Cauca.
Alianza por el Agua: una estrategia impulsada por el Proyecto Cicaficultura para conservar el territorio, la cultura y el agua.


Por: Comunicaciones Cicaficultura

Con la participación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, representantes de instituciones públicas y privadas, y líderes de diferentes organizaciones ambientales del Cauca, se llevó a cabo la instalación de la Mesa Técnica Interinstitucional para la Gestión Integral del Recurso Hídrico en Microcuencas Abastecedoras de Acueductos en los municipios de El Tambo, Timbío y Sotará, evento convocado por la Alianza por Agua, la Corporación Autónoma Regional del Cauca –CRC- y la Corporación para la Protección y Conservación de Cuencas –CORPROCUENCAS-.

La actividad, que se realizó el pasado 22 de septiembre de 2017 en las instalaciones de la CRC, fue supervisada por Óscar Darío Tosse, Coordinador del Grupo de Planificación de Cuencas de la Dirección de Recursos Hídricos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.  También estuvieron los voceros de empresa pública y privada, y se mostraron algunos avances de investigaciones desarrolladas por la CRC y la Universidad del Cauca a través del Proyecto Cicaficultura.

El funcionario del gobierno nacional explicó que hay un gran interés de varias entidades como la Universidad del Cauca, la Federación Nacional de Cafeteros, y las administraciones municipales y que esto es clave para que entre todos se pueda lograr realmente una protección y conservación de las microcuencas del departamento del Cauca, asimismo del agua que abastece muchos acueductos de las comunidades: “La idea es trabajar de manera conjunta, aprovechando los recursos naturales y por otro lado protegerlos y conservarlos para lograr sostenibilidad.  Se busca un consenso y un trabajo en equipo para que todos salgamos beneficiados, tanto la empresa privada y sus intereses como los recursos naturales que están a cargo de las diferentes entidades del Estado, como la CRC y el Ministerio de Ambiente”.

En el encuentro, que se desarrolló en la ciudad de Popayán, se dio espacio para la identificación de roles y responsabilidades de la nueva mesa técnica, así como de su institucionalización en la que los actores presentes estuvieron dispuestos para realizar el debate.  Los compromisos adquiridos se concretan en un proyecto piloto inicial que define dos espacios de trabajo: el primero, que la CRC seguirá el trabajo en la microcuenca Pambío, en el municipio de Timbío, y el segundo, que la Alianza por el Agua trabajará con las microcuencas Molino y Presidente, teniendo en cuenta los trabajos que ya se vienen adelantando, los procesos consolidados desde lo organizativo y que además son fuente de abastecimiento de tres acueductos rurales: Aires del Campo, Saladito y Las Cruces.

Inocencio Castro, Presidente de la Asociación Rural ‘El Saladito’ del municipio de Timbío, es uno de los representantes de la comunidad que ha seguido todo el proceso.  En su territorio se está adelantando una obra que se beneficiará por la iniciativa interinstitucional: “En este momento el proyecto que nosotros tenemos es la planta de tratamiento que ya está en un 90% y tal vez para finales del presente año se entrega la obra en su totalidad. Está financiada con recursos del municipio de Timbío, de Emcaservicios y del Gobierno Nacional”.

Al término de la reunión, se establecieron metas y desafíos a corto, mediano y largo plazo, se eligieron representantes de cada uno de los grupos conformados -comunidades, instituciones y acueductos- y se acordó realizar reuniones cada dos meses para observar los avances y examinar qué nuevas actividades se pueden desarrollar.

Frente a las expectativas sobre el futuro de la mesa interinstitucional, el Dr. Tosse concluyó que “la idea es definir unos proyectos más puntuales en beneficio de la comunidad y que se adelanten trabajos específicos en relación a la protección de las microcuencas.  Es un reto que tenemos con la puesta de esta mesa, debemos buscar consensos y que cada uno se responsabilice en los compromisos que se acuerden en materia ambiental, específicamente en el agua”.


Sobre la iniciativa Alianza por el Agua

Desde el año 2015, la Alianza por el Agua viene respaldando el trabajo de las organizaciones prestadoras del servicio público de acueducto, distritos de riego, y movimientos sociales y ambientales relacionados con el manejo integral del recurso hídrico.  La alianza, propone la gestión comunitaria del agua a través de un modelo socioecosistémico, que es una estrategia que promueve la conservación y el uso sostenible de manera equitativa a través de la ordenación integrada de la tierra, el agua y los recursos vivos.

Según Juan Pablo Paz Concha, investigador del Proyecto Cicaficultura y Secretario Técnico de la Alianza por El Agua, la implementación de este modelo de trabajo es importante porque ha permitido poner la mirada en las realidades de los campesinos e indígenas que perviven en los territorios: “gracias al aporte de las comunidades hemos trascendido la mirada del modelo hidráulico, que es el de la bocatoma para abajo, al modelo socioecosistémico, que no es solo la bocatoma, sino el territorio de donde viene la oferta del agua, es decir, de la bocatoma hacia arriba.  Este cambio ha permitido el intercambio de experiencias entre los acueductos que demandan el agua al territorio y los que ofertan el agua de ese territorio, para gestionar entre todos mecanismos de reciprocidad ambiental, que generen mejores condiciones de vida en las comunidades”.

En este proceso de gestión interinstitucional ha sido fundamental el trabajo adelantado por la Corporación para la Protección y Conservación de Cuencas –CORPROCUENCAS-,  una organización de segundo nivel que agrupa tres acueductos rurales y un distrito de riego, y que busca como principal objetivo la conservación de las cuencas hídricas y una mayor representatividad en instancias superiores.


El Proyecto Cicaficultura tiene una relación fuerte con la iniciativa Alianza por el Agua

Según el investigador Juan Pablo Paz, estas estrategias son significativas porque otras instituciones e instancias están visualizando sus posibilidades y potencialidades.  Un ejemplo es Cicaficultura, que se articula para trabajar en un corredor de la conservación del café a través del líquido vital. “Todos los territorios cafeteros se han constituido a partir de acueductos rurales, porque el agua es el eje transformador del café, usted necesita agua para los cultivos de café, necesita agua para la transformación del café y usted necesita agua también para tomar la taza de café. Es así como en Cicaficultura tenemos cuatro componentes importantes que se articulan perfectamente a este proceso”.

Desde el Proyecto Cicaficultura la alianza ha sido impulsada por Juan Pablo Paz y Claudia María Hurtado, investigadores del Componente de Agroecología y Territorio.  Cicaficultura es una iniciativa de la Universidad del Cauca y el Comité Departamental de Cafeteros del Cauca, y es financiado por la Gobernación del Cauca, con fondos del Sistema General de Regalías.


Mayor información

Juan Pablo Paz
Investigador Proyecto Cicaficultura
Secretario Técnico Alianza por El Agua
Correo electrónico: jppaz@unicauca.edu.co
Celular: 3155869129

Fotografías: 

Navegación lateral